Cerrado por descanso

image

Cuando leas esto, yo ya iré camino del Sur. Sin planes, salvo echarme todas las siestas que pueda en sábanas de algodón fresquitas, acabar con todas la puntillitas que me pongan por delante y oir aquello de “¡Niño, ponte ar zó que te zeque!”. Y pensar que casi me lo pierdo este año. Pero no, finalmente, vamos a recalar por aquí unos cuantos días. Porque un verano sin nada de esto, está muy bien, pero como que es menos verano.

Tenía la idea de continuar el blog pero, como te contaba hace un par de días, necesito un poco de desconexión, sobre todo mental. Quiero quitarme presión, ponerme al día de lo que han publicado otros blogs amigos, descubrir nuevos proyectos y darle forma a algunas ideas. Sí voy a continuar, sin embargo, compartiendo mis fotografías en Instagram, donde ya sabes que me puedes encontrar como @myonceadayphoto. Te espero.

Es posible también que tarde un poco más de lo que tenía previsto en volver. A mediados de septiembre comienzo Hello! Blogging y después Hello! Blogging Pro porque, me conoces, y si me pongo, me pongo. Me estoy planteando cambiar muchas cosas de este blog, que en esta segunda etapa ya ha asumido algunos cambios pero no acaba de ser lo que quiero. Supongo que debo tomar algo de distancia y hacer caso a los que saben y aconsejan planificar una estrategia. O, a lo mejor, es el momento de cerrar y dar forma a un espacio nuevo. Ya veremos. No te vayas muy lejos porque te mantendré al día.

Hasta entonces, te dejo algunos enlaces que te gustarán:

¡Hasta pronto!


Time for holidays, going to the south of Spain as always. This is the summer I like most. I´ll not be posting during the next weeks and maybe I´m coming back a little bit later than I expected to. I´ll learn about blogging in September cause I´d like to change this blog into a different one. You can keep on visiting me at my Instagram account @myonceadayphoto. But stay tuned. This is not a good bye, only a see you soon…

Happy birthday to me

wpid-2015-07-23-10.22.38-1.jpg.jpeg

Mi favorita es la tarta Sacher. Y si, en vez de albaricoque, te permites la licencia de preparármela con mermelada de frambuesa, ya sé que no es lo tradicional, pero me has ganado. Así que este viernes, el café nos lo tomamos con este dulce tan rico porque sí, porque hoy mando yo, que para eso es mi cumpleaños.

Pensaba que no llegaba a hoy, tan intensa ha sido la semana. Un montón de trámites que resolver, instrucciones que dar a quien se queda e intentar que no le caiga demasiado de lo que habitualmente te toca a ti. Llego agotada, lo confieso. Esta cantidad ya respetable de años que me caen me está diciendo que no estoy para tantos trotes. Carezco de muchas cosas, pero lo que sí tengo una enorme capacidad de trabajo, así que tiendo a aceptar muchas cosas, que tengo que llevar a la vez. Nunca me ha importado demasiado. Sin embargo, a estas alturas, estoy pensando que o me he metido en demasiado o ya no tengo el aguante que tenía hace unos años… o un poco de las dos cosas.

Que estoy cansada, vaya. Por eso no esperes hoy una reflexión profunda sobre la edad y lo que conlleva cumplir años. Ni una carta a mi yo de 20 años, que podría ser interesante. Ni siquiera te voy a contar algunas de las cosas que he aprendido o me ha traído este curso. Porque los profesores, como saben mis compañeros de gremio, hacemos balance ahora. Es fin de año para nosotros. Pero no, de eso nada.

Voy a disfrutar del día. De los besos, los abrazos y la comida rica. Y de algún regalito que caiga, que seguro que caen. Un día en el que aún trabajo pero ya se ven las vacaciones muy cerca. Así que toma un poco más de tarta, que no puede sobrar nada, que nos vamos.


It´s my birthday today so please share with me a piece of cake. Sacher is my favourite one, by the way. I´m not writing deep thoughts about life, I´m sorry. I´m too tired for that. Just willing for my holidays to start tomorrow. So let´s finish this cake. My fridge must be empty then.  

Retos fotográficos para jugar en julio: La búsqueda del tesoro de Jackie Rueda

El reto fotográfico del verano es, sin duda, la búsqueda del tesoro de Jackie Rueda. Doce temas para fotografiar que nos han mantenido ocupados y con los ojos bien abiertos durante los últimos días. Todos hemos participado en esta búsqueda, celebrando cada vez que conseguíamos una fotografía. Nos hemos divertido muchísimo. Aunque tengo que decir que también hemos tenido algún momento de preocupación pensando que no completaríamos la lista. Pero no, aquí está. Y aunque pueda variar un poco durante los próximos días porque sustituya alguna foto por otra que me convenza más, he aquí mis doce tesoros.

La primera de las imágenes que conseguí fue la de la chica leyendo. La escena surgió así, al volver una esquina mientras caminaba por Madrid. Al verla, me puse hasta nerviosa, pensando: “por favor, por favor, que no se mueva y no me pille haciendo la foto”. Las condiciones de luz no eran muy buenas y costaba equilibrar luces y sombras. Es una fotografía hecha con el móvil, así que, técnicamente, no es buena pero para mí tiene mucho valor la atmósfera. Como cosa curiosa, al compartirla en Flickr, fue elegida como una de las fotografías que se muestra a los usuarios en su Explore, lo que quiere decir una cantidad de visitas, likes y comentarios por encima de la media. Me hizo muchísima ilusión.

La fotografía que más he costado ha sido, sin duda, la del gato. Yo pensaba que las nubes iban a resultar difíciles con la que está cayendo de calor pero, qué va. A ver dónde demonios encontraba yo un gato por la calle. Tras varios días de salir con la cámara y/o el móvil preparados para disparar, pasé por una placita en Segovia en la que, en invierno, he visto algún gato sobre los techos de los coches, al sol. Pensé: “no tendré esa suerte” al ver algo en el suelo, junto a una rueda. Pues sí, no un gato sino ¡cinco! echándose la siesta a la sombra. Les hice toda una sesión, digna del Vogue, sin colaboración alguna por su parte, hay que decirlo, y seguí mi camino sin creérmelo todavía.

Hice una parada en la tienda de Olivia Soaps, que no sé cómo no había visitado aún, y fotografié su patio y sus cojines de rayas cuando. al regresar a la oficina, encontré a otro gato en una ventana (¡dos veces en un día después de días de buscarlos como loca!) y, mejor todavía, un tercero paseando muy digno por una callejuela, que es el que puedes ver aquí.

Podría contante más anécdotas, porque cada fotografía tiene su historia, pero no te quiero aburrir. Te dejo mis doce tesoros, conseguidos entre Madrid y Segovia, los dos lugares en los que transcurre mi vida a diario. Han sido unas semanas muy divertidas. Estoy orgullosa de mi trabajo, que me ha hecho ver lo cotidiano con otros ojos, llevarlos bien abiertos y encontrar belleza a mi alrededor. Es un ejercicio que te recomiendo. El premio es lo de menos. Vas a pasar un rato entretenido, seguro. Aún quedan unos días para que puedas jugar pero eso, te lo explica Jackie mucho mejor. ¿Te animas?


This photographic challenge by Jackie Rueda is the most amazing one this summer. We´ve been engaged in looking for the treasure during the last weeks. There are many stories related to each of the photographs. We´ve spent so much fun! You still have time to join. See the links above for instructions, only in Spanish I´m afraid. But it´s really easy to follow. You must capture an urban scene on each of the topics and upload them to Jackie´s group in Flickr. Many people around the world is playing at this moment. Would you like to join us?