El café de los viernes

Un nuevo viernes nos sentamos, como es habitual, en torno a nuestra mesa para compartir esta pausa con otros blogs y muchos amigos que se unen a nosotros con este café. Ya sabes que me gusta más el té así que acompáñame con una taza de lo que más te apetezca y no te olvides de las galletas, que no hay que obsesionarse con la operación bikini.

Este café de hoy es un poco de celebración. No te voy a aburrir con detalles que sólo tendrían cierto interés para los que compartimos gremio, pero te cuento que acabo de finalizar un trabajo que me ocupaba tiempo (y me generaba bastante intranquilidad, también hay que decirlo) desde hace por lo menos seis meses. Si consiguiera resultados positivos, la celebración sería aún mayor pero, de momento, toca esperar. Sólo haber superado esta etapa me hace sentir alivio. Aunque sé que es temporal y que, en este oficio nuestro, no se puede decir que has acabado. Sin embargo, conseguir este objetivo me daría tregua y sería bastante beneficioso a nivel profesional. Deséame suerte.

Sigue leyendo