Porque necesito algo más de invierno

Un poco más de invierno

Hace poco he hecho limpieza de las fotos del móvil. No se pueden tener más de mil, soy un poco desastre, lo sé. Y llegando a las del año pasado por estas fechas he visto que ya había tenido que atravesar un buen par de nevadas. De esas que te hacen sonreír al pasar el túnel. Pero con las que poco después empiezas a notar el estómago encogido, aparcando finalmente el coche con la idea de ir volviendo cuanto antes. A ser posible, ya. Este año no he tenido ninguna de esas aún. Así que me he ido a buscarlas porque me he dado cuenta de que necesito algo más de invierno.

Un poco más de invierno

Espera, ¿he sido ya la que ha dicho eso? Que necesito algo más de invierno. No es posible. Seguramente me arrepienta de ello a no mucho tardar. En cuanto llueva un par de días, el viento me enrede el pelo y no consiga entrar en calor ni con dos pares de calcetines. Pero fue oír que habían comenzado a funcionar Navacerrada y Cotos e inexplicablemente, allá que me fui esperando encontrarme con un paisaje blanco, de los de postal. Nada que ver. Desilusión total.

Una vez arriba, el día me regaló, al menos, una niebla espesa, casi cerrada. De esa que apenas te deja ver a unos metros. Con jirones de nubes que te pasan por delante y te envuelven, humedeciendo la lente. Un breve paseo en el que sólo se oían las gotas caer de los árboles y mi respiración. ¿Lo oyes tú también en estas fotografías?

Un poco más de inviernoUn poco más de inviernoUn poco más de invierno

Acabará por nevar. Y llegará el invierno de verdad, seguro. Pero si no es así, si este invierno es de los más suaves que recuerdo, siempre tendré otra manera de disfrutarlo a través de la fotografía. Las que hago y las que suben a las etiquetas #acozywinter y #misdiasdeinvierno en Instagram.

Más que etiquetas se han convertido en una auténtica comunidad que nos une a través de nuestras fotografías invernales. Esas que nos provocan la sensación de mejillas heladas o de calor de hogar que tanto asocio a esta estación que no me gusta nada, pero he aprendido a apreciar.

Un poco más de invierno

Un poco más de invierno

Y tu, ¿estás echando de menos un poco más de invierno este año? ¿O tan contenta de que vaya llegando la primera y deseas perder de vista el frío?

Otras 5 revistas con fotografías inspiradoras

5 revistas con fotografías inspiradoras

1   //    2    //    3    //    4    //    5

Hubo un tiempo en el que las revistas me obsesionaban. Sobre todo las revistas con fotografías inspiradoras, de esas que te hacen soñar. La de papel que llegué a acumular. Por ese entonces, daba clases de diseño periodístico en la universidad y no paraba de ver ejemplos de maquetación que guardaba para enseñar a mis alumnos mientras pensaba qué herramientas de aquella rudimentaria versión de quarkxpress que teníamos habrían utilizado. He perdido la cuenta de las veces que pude decir aquello de “menos, es más”, “más aire” o “no es necesario que la tipografía grite”.

Ojalá hubiera tenido a mi alcance entonces tantas opciones como nos proporciona ahora Internet. Gracias sobre todo a Instagram, he descubierto muchas de ellas que invitan a perderse en sus páginas. De algunas te hablé hace unos meses. Hoy vuelvo a la carga con otra tanda de revistas cuyas fotografías son inspiradoras. Te invito a que te acomodes, te dejo que vayas a por un té y una mantita y a que disfrutes de una tarde tranquila llena de inspiración. ¿Preparados?

Sigue leyendo

Un paseo tipográfico por Chueca

paseo por chueca 8

Sí, sí, has leído bien. Lo de hoy va a ser un paseo tipográfico por el barrio de Chueca en Madrid. Hace unas semanas estaba un poco (bastante) obsesionada con las fuentes. Que si de palo seco, con serif, handwritten, clásicas, futuristas… Una auténtica sopa de letras en mi cabeza. La causa de semejante lío, mi curso de Diseña tu blog, que ya estoy acabando pero que me ha puesto sobre la mesa una lista de tareas casi interminable para poner este espacio más bonito. En unos cuantos días, si no lo dejo patas arriba una vez más, te lo enseñaré. Ya verás.

Así que, aprovechando que llevaba la cámara, mi interés por las letras y que tenía algo de tiempo mientras pasaba por este barrio de mi ciudad, me llamaron la atención los numerosos carteles, rótulos y fachadas que me iba encontrando por el triángulo que forman las calles Pelayo, Gravina y San Gregorio, partiendo de la Plaza de Chueca.

Detalles de Chueca, Madrid

Organic Beauty Café

Detalles de Chueca, Madrid

Es un paseo muy corto pero resulta muy inspirador. No sé dónde leí que estas calles están de moda últimamente porque agrupan un montón de tiendas y restaurantes con un diseño realmente cuidado. Por eso, además de un ser un paseo tipográfico, hice algunos descubrimientos que comparto contigo:

Para cuidarte:

  • La magdalena de Proust: supermercado ecológico con productos traídos de su propia huerta. Tienen obrador de pan, organizan un montón de cursos y sirven online.
  • Dellicare. Organic Beauty Café: un concepto muy interesante, mezcla de café, tienda y centro de belleza. Es coqueto, acogedor e invita al relax.
  • Frutal: zumos naturales recién exprimidos en un montón de combinaciones para recargar energía y cuidarte.
  • La Panadería de Chueca: tras su fachada colorida y alegre se puede encontrar todo tipo de pan y dulces, incluso para celíacos, diabéticos o intolerantes.

Para darte un capricho:

  • La Europea: un montón de posibilidades de obtener esa pieza de mobiliario especial.
  • Hola Guille: objetos de decoración, cerámica o colgantes, todo especial y con mucha personalidad.
  • Circo: joyas artesanas, sorprendentes, con carácter, divertidas.
  • Tass: tienen unos blusones de terciopelo maravillosos pero también puedes encontrar otras prendas y complementos con sabor exótico.

Para descansar y comer:

  • Frida: no sé qué me gusta más, si ese espacio tan bonito, con su puntito industrial pero cálido, o la posibilidad de tomar un brunch increíble en un placita tan tranquila que no parece que estés en el centro.

Detalles de Chueca, Madrid

Herbolario - paseo tipográfico por Chueca

Detalles de Chueca, Madrid

¿Conocías el barrio de Chueca? ¿Qué te ha parecido este paseo tipográfico? ¿Te animas a contarme alguna ruta por tu ciudad? Siempre me resulta interesante conocer otras ciudades. Cuéntame.

Y como ya sabes lo que me gusta participar, jugar y unirme a retos, voy a compartir esta entrada en Blogger Traveller cuyo tema este mes, es “compras”.