Cómo aumentar tu creatividad fotográfica

Propósitos de año nuevo

En estos días, quien más y quien menos, ha compartido sus buenos propósitos para el año que acaba de empezar. Están los clásicos comer sano, hacer deporte, dejar de fumar, aprender inglés… y otros muchos como ser más ordenado, organizarse mejor, pasar más tiempo en familia, dormir las horas necesarias. Propósitos, en fin, de todo tipo. Seguro que también tienes los tuyos. Y yo también. Aunque no suelo compartirlos porque soy una experta en olvidarme de ellos no bien han pasado unas semanas.

Si te pasas por aquí a menudo, seguro que te gusta la fotografía. Y, seguro también, que entre tus decisiones de año nuevo has incluido cosas como disparar en manual más frecuentemente, organizar de una vez tu archivo gráfico, imprimir todas las fotos que puedas en papel (y regalarlas), hacer libros con ellas o aprender a editar como un profesional.

Pequeño ramo de flores

O quizá, simplemente, tu propósito fotográfico para 2016 sea hacer más fotografías. Si es así, quizá te hagan falta algunas ideas para aumentar tu creatividad fotográfica cuando te parece que empieza a flojear y no encuentras la inspiración para cumplir con ese propósito. Aquí te dejo unas cuantas:

  • Adopta el compromiso de publicar una fotografía al día o una fotografía a la semana. Un proyecto 365 días o 52 semanas exigen dedicación y esfuerzo. Es cierto que, en ocasiones, puede resultar agotador encontrar la fotografía o que, muchas veces, te obliga elegir ese día una fotografía con la que no estás del todo contento. Pero también es cierto que te hace mirar de otra manera, que te sirve para ser consciente de detalles que, de otro modo, se te pasarían por alto y que la práctica te hace mejorar. Este blog, en cierto modo, nació como proyecto 365, así que sé bien de lo que hablo.
  • Elige un tema o una técnica. Puedes dedicarte sólo a hacer fotografías en blanco y negro, descubrirte por medio del autorretrato, utilizar solo una focal fija o echarte a la calle a captar la ciudad y gente como fotógrafo urbano. Cualquier opción es buena; más todavía si no la dominas y te permite mejorar con la práctica.
  • Incorpórate a un grupo o comunidad. Aunque no me guste demasiado Flickr, es una plataforma excelente para conocer otras personas con tus mismos intereses con las que es sencillo coincidir en grupos, siguiendo retos o temas periódicos. Unirte a uno o varios hashtags en Instagram es otra buena opción: vas a descubrir cuentas increíbles, gente maravillosa detrás de ellas y bastante diversión. Y no dejes de unirte a quedadas, workshops, jornadas u otras actividades. Es increíble el buen ambiente que se vive y te permite desvirtualizar perfiles que se acaban convirtiendo en amigos 1.0.
  • Visita exposiciones y lee libros. Ya sé que muchas veces no es posible ver exposiciones fotográficas a no ser que vivas en una ciudad grande, pero puedes aprender con cualquier otra exposición, no tiene porqué ser de fotografía ni de autores de renombre. Y comienza a hacerte una biblioteca fotográfica de libros para leer… y para mirar.

 

Still life en silla

Y, por último, además de todo lo anterior, cuatro cosas que a mí me funcionan:

  • Lleva siempre la cámara a mano (o el móvil). No tengas pereza; verás la foto y te dará mucha rabia no poder hacerla.
  • Acostúmbrate a mirar hacia arriba y hacia abajo mientras caminas (pero cuidado con tropezar; no queremos accidentes)
  • Sal de tu camino habitual, desvíate por esa calle por la que no has pasado nunca, viaja (incluso dentro de tu ciudad; no tienes porqué ir muy lejos)
  • Obsesiónate (un poquito) e ilusiónate (mucho)

¿Tienes algún propósito fotográfico para 2016? ¿Algún truco que practiques para hacer crecer tu creatividad? Compártelo. Me encantará saberlo.

Anuncio publicitario

Retos fotográficos para jugar en julio: La búsqueda del tesoro de Jackie Rueda

El reto fotográfico del verano es, sin duda, la búsqueda del tesoro de Jackie Rueda. Doce temas para fotografiar que nos han mantenido ocupados y con los ojos bien abiertos durante los últimos días. Todos hemos participado en esta búsqueda, celebrando cada vez que conseguíamos una fotografía. Nos hemos divertido muchísimo. Aunque tengo que decir que también hemos tenido algún momento de preocupación pensando que no completaríamos la lista. Pero no, aquí está. Y aunque pueda variar un poco durante los próximos días porque sustituya alguna foto por otra que me convenza más, he aquí mis doce tesoros.

La primera de las imágenes que conseguí fue la de la chica leyendo. La escena surgió así, al volver una esquina mientras caminaba por Madrid. Al verla, me puse hasta nerviosa, pensando: «por favor, por favor, que no se mueva y no me pille haciendo la foto». Las condiciones de luz no eran muy buenas y costaba equilibrar luces y sombras. Es una fotografía hecha con el móvil, así que, técnicamente, no es buena pero para mí tiene mucho valor la atmósfera. Como cosa curiosa, al compartirla en Flickr, fue elegida como una de las fotografías que se muestra a los usuarios en su Explore, lo que quiere decir una cantidad de visitas, likes y comentarios por encima de la media. Me hizo muchísima ilusión.

La fotografía que más he costado ha sido, sin duda, la del gato. Yo pensaba que las nubes iban a resultar difíciles con la que está cayendo de calor pero, qué va. A ver dónde demonios encontraba yo un gato por la calle. Tras varios días de salir con la cámara y/o el móvil preparados para disparar, pasé por una placita en Segovia en la que, en invierno, he visto algún gato sobre los techos de los coches, al sol. Pensé: «no tendré esa suerte» al ver algo en el suelo, junto a una rueda. Pues sí, no un gato sino ¡cinco! echándose la siesta a la sombra. Les hice toda una sesión, digna del Vogue, sin colaboración alguna por su parte, hay que decirlo, y seguí mi camino sin creérmelo todavía.

Hice una parada en la tienda de Olivia Soaps, que no sé cómo no había visitado aún, y fotografié su patio y sus cojines de rayas cuando. al regresar a la oficina, encontré a otro gato en una ventana (¡dos veces en un día después de días de buscarlos como loca!) y, mejor todavía, un tercero paseando muy digno por una callejuela, que es el que puedes ver aquí.

Podría contante más anécdotas, porque cada fotografía tiene su historia, pero no te quiero aburrir. Te dejo mis doce tesoros, conseguidos entre Madrid y Segovia, los dos lugares en los que transcurre mi vida a diario. Han sido unas semanas muy divertidas. Estoy orgullosa de mi trabajo, que me ha hecho ver lo cotidiano con otros ojos, llevarlos bien abiertos y encontrar belleza a mi alrededor. Es un ejercicio que te recomiendo. El premio es lo de menos. Vas a pasar un rato entretenido, seguro. Aún quedan unos días para que puedas jugar pero eso, te lo explica Jackie mucho mejor. ¿Te animas?


This photographic challenge by Jackie Rueda is the most amazing one this summer. We´ve been engaged in looking for the treasure during the last weeks. There are many stories related to each of the photographs. We´ve spent so much fun! You still have time to join. See the links above for instructions, only in Spanish I´m afraid. But it´s really easy to follow. You must capture an urban scene on each of the topics and upload them to Jackie´s group in Flickr. Many people around the world is playing at this moment. Would you like to join us?

Retos fotográficos para jugar en junio

cerezas

Lo confieso. Estoy totalmente enganchada a los retos fotográficos. Aunque no llego a todos, qué más quisiera, me rondan por la cabeza cada vez que pienso en una fotografía y me parecen un buen motor para la creatividad. No sólo sirven para que vayas con los ojos más abiertos y el cerebro más alerta, es que también son una excusa inmejorable para practicar y para ver fotografías que puedan servir de inspiración a la hora de componer o captar escenas. ¡Hay gente con mucho talento!

Este mes pasado no he estado muy participativa, sin embargo. Ni me eché al suelo, ni me miré los pies, ni fue atenta por la calle. Qué vamos a hacer. He estado en otras cosas. Eso sí, no me he perdido la cita con mis amigas de Nice to Click you, que hemos estado trabajando en blanco y negro. Si bien comencé a hacer fotografías así (la tecnología analógica casi obligaba), no me resulta sencillo pensar en blanco y negro ahora. Podríamos caer en la tentación de pensar que se trata sólo de eliminar la información de color, pero no es cierto; requiere trabajar de un modo diferente. O, al menos, así lo creo yo. El reto ha merecido la pena.

Este mes colecciono, sobre todo, hashtags en Instagram. Colocar etiquetas en las fotografías que publicas te permite no sólo obtener mayor visibilidad, sino también conectar con otros usuarios con intereses parecidos. Y participar en retos, claro. Tampoco es cuestión de pasarse con ellos pero seguro que estos 6 te van a interesar:

¿No me digas que no resulta apetecible? Si te unes a los retos, nos veremos en cada hashtag. Y tú, ¿qué etiquetas utilizas? ¿Las compartes conmigo?


I´m addicted to photographic challenges lately. I´m not able to join each and every of them, of course. But they´re an amazing way of developing my creativity and photographic skills. This month I´ve collaborated with my Flickr group as usual. But I didn´t join any other challenge except those I´ve discovered in Instagram. It´s easy to follow them. Just by using their hashtags above. Take a look at them and let me know if you know any other interesting hashtag to join. I´d like to talk about them in my next month photographic challenges post.