This week – El café de los viernes

image

Un viernes más, hacemos una pausa para compartir un café con quienes os pasáis por aquí. Y es que esta semana hay un hito que celebrar, hasta lo podemos acompañar con galletas. O mejor, con tarta. Porque me decía WordPress el otro día que hace siete años que me dí de alta en la plataforma. Ya ha llovido.

Con el café calentito me voy a poner nostálgica. Lo veo venir. De entonces, recuerdo mis clases de Diseño y Autoedición, preparar los materiales, las prácticas en Quarkxpress, los equipos que teníamos, los ejemplos en papel, los ejercicios en disquetes, el periódico de la universidad y el buen rollo en el aula. Tener un pendrive (y llevarlo colgado) era de modernos, aunque su capacidad fuera de risa. De almacenar en la nube, ni hablamos. Los portátiles pesaban tres kilos y aún no usábamos tablets (¿las había?).

Siete años nada más. Y nada menos. Desde aquel día que decidí abrir un blog dentro de mi asignatura de Diseño y Autoedición en el que iba probando, aprendiendo y que acabó dedicándose a la fotografía. Ahora está parado, y no creo que lo retome, pero quizá recupere algunos post o ideas de allí para este pequeño Once a Day, que sigue sumando días y entradas.

Y es que parece que esta es la semana de los hitos porque el miércoles pasado publicaba aquí la entrada número 1.000. Qué bueno que me acompañéis. Pasad, pasad y celebremos. Ya sabéis que no necesito muchos motivos para tomar algo dulce…

One more week, Friday coffee break with you all. We can even have some cookies because it´s time for celebration: WordPress has just told me that it´s my seventh anniversary in the site. I feel a bit nostalgic as well. And I can also note how much technology has changed from then till now.

This one you are visiting is not my first blog. I started a different one which is now on stand by. But Once a Day has just reach a milestone these days too: our last Wednesday post was the number 1.000. So it´s good to meet you here. Come in and let´s celebrate it!

Anuncio publicitario

¿Por qué tengo un blog?

image

He vuelto. O quizá sea mejor decir que no me fui. Solo que, durante unos meses, he estado lejos del blog. Aunque he seguido haciendo fotos, ya lo habréis visto en alguna de mis redes sociales.

Este tiempo me ha venido bien. Y mentiría si dijera que no he sentido tentaciones de no volver por aquí. Cerrar el chiringuito y a otra cosa. Casi tres años hace desde que abrí el blog. Publicar ha diario ha sido, en muchas ocasiones terapéutico. Pero ha supuesto una cierta presión en algunos momentos también.

En tres años las cosas han cambiado. No son grandes cambios, sólo una lógica evolución que ha hecho que no estuviera tan cómoda con el formato y la dinámica del blog. O, al menos, no tan cómoda como cuando lo abrí.

Leer más…

One year blogging

One year blogging

Hace un año, en algunos sentidos, estaba mejor de lo que ahora estoy. Así y todo, necesitaba aire. Metas. Objetivos. Algo de creatividad y belleza en un momento en el que todo era gris. R. siempre me animó. «Esta plantilla, mejor», «Sube esa» «¿Tienes foto hoy?»

Hace un año, estaba en el parking. A mis pies, unas líneas, textura, algo de color… «Lo que te faltaba, Anita» «Te vas a aburrir», dijo L. Parece mentira que no me conozca. No soy de las que abandonan. Nunca. Me sobran palabra y cabezonería.

Hace un año, empecé a coleccionar instantes, recordé lo que sabía de encuadres, aprendí a componer en cuadrado, a fijarme en el color, la textura, el gesto, el ritmo, a experimentar con filtros -y aburrirme de ellos-, a mirar, a ver…  365 entradas, 365 vías de escape, 365 historias. «Sigue si te ayuda, si te sirve para digerir cosas, si te consuela», me dice S. Por eso, sigo.

Ojalá pudiera decir que las 365 son buenas. Sólo puedo decir que las 365 son mías. Y que he recibido mucho más de lo que he dado. Los «like» en facebook de mis queridos habituales (ellos saben quienes son), un buen puñado de followers cuyo apoyo me asombra, unos cuantos comentarios entusiastas, algunos cumplidos, un par de menciones.

Y sigo. Claro que sigo…

I wish this blog had arms to hug all my followers during this year. I do appreciate your warm support. Please, keep on visiting my pictures. To know that you are there really makes my day. xxx.